lunes, 23 de junio de 2008

desierto. ciudad. sueños de un mundo que no me creo.

Creo que me voy al desierto esta misma noche
en busca de demonios con los bolsillos rotos
y cocodrilos que escupan sangre los fines de semana.

Creo que me voy al desierto
en busca de libertad,
de playa con palmeras,
y de libros de poemas colgando de las ciudades.

Creo que me voy,
en busca de otro mundo
que se parezca más al que necesito
las noches oscuras con o sin estrellas en el cielo,
y los días soleados con sol.

Manchas en las realidades,
firme el suelo que parece que pisamos,
sueños. sueños. sueños.
es solo eso.

Así que parece resultar
que esta ciudad es como muchas otras,
como todas,
que me engaña mientras duerme
y mientras no también.

Así que creo, me voy a desierto en busca de la verdad.


3 comentarios:

U.B dijo...

¡Veo que te compras un chirinquito y te quedas por ahí, Verchus!

Gloria dijo...

y no serías el primero...

elia dijo...

esta ciudad es como todas
sólo que más grande:
por eso cuando quiere ser buena, es la mejor,
y cuando quiere ser mala no hay quien la aguante.

ah, y
pistolita.

yo sólo digo eso.