jueves, 14 de junio de 2007

una auténtica lección

[ solo puedo decir una cosa: gracias ]


8 comentarios:

Reyes dijo...

Menudo pedazo de cabrito. Ayer por su culpita, lloramos como niños lo que no sabíamos soportar como hombres.

UB dijo...

Para una vez que falté... ¿Qué me perdí? ¡Seguro que lo mejor al puro estilo Ley de Murphy!

Dani dijo...

cabrones!

Yo también me lo perdí!
A ver si os veo y me lo despierdo

isabel dijo...

líder eso no se puede desperder, cuore
tú sabes lo que es que termine y miro alrededor y reyes limpiándose la lagrimilla, y joaquin, y gloria casi pálida y gacelo boqiabierto y nur que se iba a deshidratar, la pobre, ay

el tema es meterse en eso q él siente y sentirlo también.

tengo dos frases grabadas:
la de la médico de 50 que se hace coeltas en las fuentes
y la de que le llama los domingos, y él nunca la llama

mua

Edryas dijo...

eso, joder, y él nunca la llama, me daba algo

Marcus Versus dijo...

las mujeres de su vida:
http://escandar-algeet.blogspot.com/



[ yo nunca había llorado escuchando a alguien recitar ]

Anónimo dijo...

Ya habéis dicho tod@s todo lo que se puede decir, porque el SEÑOR cabrito (como dice Reyes) nos deja sin palabras y con hipo.
Nos vemos en Sacedón. Besísimos

gsus dijo...

chapou o chapó o chapeou o como coño se diga...........