viernes, 25 de abril de 2008

a mi abuelita

Ahora tengo que aprender
a vivir sin tus dolores de la mañana,
sin tus médicos de curar
y sin tus caricias de lija.

Ahora tengo que aprender
a cuidarme yo solita
y a respirar cuando ahoguen los recuerdos
de toda una vida a tu lado.

Ahora tengo que aprender
a preparar comida para uno,
a pasar frío por la noche,
a llorar todos y cada uno de los días que me queden de vida.

Ahora tengo que aprender
que uno más uno, no siempre es dos.
Ahora tengo que aprender
a llevarte en el corazón y no de la mano.
Ahora tengo que aprender
a vivir sin ti... vida mía.

6 comentarios:

Maribel Sánchez dijo...

Hola, soy Maribel de adictos, he leido tu comentario y vengo corriendo a decirte que si, que aquí hay mucho para ver y disfrutar y que encantada os enseñaré los rincones de esta ciudad.

Gbonilla te dará mi tlf. y el lunes te escribiré que hoy empiezo el fin de semana y necesito un descanso con urgencia.

Va a ser un día inolvidable y lo haremos entre todos.

Un gran beso y gracias.

AnItA!!! dijo...

A todo se aprende en esta vida, por las buenas o por las malas.
Un besito!
PD: la foto es de Brighton, y no sería porque no tocara la guitarra en tu casa por lo que no le escuchaste jeje.

isabel dijo...

( )

Mul dijo...

Hay muchas cosas q no mola nada aprender....

Pero este poema me suena... Y no se de que

Marcus dijo...

Alguna vez escribo poemas fuera de mi cuerpo. desde el corazón de alguien de mi alrededor. una mujer, con sus sufrimientos, con sus dolores.

Este poema lo hice desde el enorme corazón de mi abuelita, días después de la muerte de mi abuelo, días después del final de una historia.

Sus vacíos, sus dolores. El brillo de su mirada cristalina...




La quiero porque se me lo merece. Porque es la más buena del mundo.

A.V.G. dijo...

Sentido y sencillo, genialidad concentrado en el poema.

Besos y ABrazos.