lunes, 8 de enero de 2007

así, por lo menos, solo me duele a mi

hay días absurdos
en los que despiertas a media noche con la polla empalmada;
y el silencio de esta ciudad se cuela entre nuestros gemidos
musicando un orgasmo que se evaporó con nuestras ganas de amar.

debo reconocer que ya no te me hueles como cuando eras niña,
y bueno, como ya te he dicho,
que ya no te follo con las mismas ganas,
que no te siento cuando acaricias mi entrepierna
(pero tu sigue mientras te caliente, que yo me quedo sin decir nada).

tú sigue mirándome a los ojos
que mientras no lloren todo está bien.
y te la clavaré 2 veces por semana para tenerte contenta
y, si quieres, te doy un beso de buenas noches porque no me cuesta trabajo
y pondré mi mejor sonrisa porque sé que debería ser feliz

de esta forma, solo me duele a mi.

3 comentarios:

isabel dijo...

tenías razón
es triste

Patty dijo...

(el dolor a veces el placer... no seas egoísta y dejes que te duela a ti solito...joder... que un beso-contra-dolores sabe confortable pa los que callan la boca)
DESDELOS16
... my versus

Manolo el del Bonsai dijo...

Es triste, pero más triste aún es cuando no eres tu el que lo piensas, si no ella...