lunes, 29 de enero de 2007

Polaroid_002



















[ De pequeño me encantaban epi y blas. Y desde no hace mucho me acompaña este pequeño epi, o este pequeño blas o lo que sea; y hemos compartido muchas confidencias, risas y llantos; y aunque llevamos cuatrodías compartiendo vidas, pensábamos que no podíamos vivir el uno sin el otro. Pero las cosas cambian, y ya he dejado de creer en las vidas de color rosa, en los muñecos de peluche. Debe ser que me he hecho mayor, y he dejado de creer en ti. ]

1 comentario:

amoremachine dijo...

..jejeje
el blas y el epi,
los muñecos de trapo
de mi barrio (sesamo),
dicen las malas lenguas que
al final acabaron enganchados.....



¡¡¡¡puta mentira¡¡¡¡

mierda sociedá