jueves, 22 de noviembre de 2007

día uno. dosnueve

Me acosté con las voces de primaalba y pequeisa deseándome un feliz dosnueve.

Me ha costado levantarme, como cualquier día. Desayuno dos conchas codan, pa celebrar. Besos padres. “Hoy es imposible q llueva!!!” La A-5 no ha pensado demasiado en mí cuando ponía coches delante de otros coches y dejaba el mío pal último. Canto Tulsa; me emociona y cae alguna lágrima. Cambio de música. En dos segundos, por mi cabeza pensamientos de azulejos, mamparas y gasesnaturales: “Qué haces Marcos? ¡Hoy es tu día libre!”. Sigo cantando. Puerta de Toledo. Metro: voy sentado, normal, es mi cumpleaños. Trabajo, llego tarde. Me aburro mucho pero vienen a mi corazón miles de mis gentes, me regalan alegría. 14:00 h. Me piro chandohostias. Casita destruida y mororumano arreglando. Comida Isa. Brocheta pa cenar. Felicidad. Entradas pal concierto del sábado. Arrebato, me llevaría mil pero salgo con las manos vacías. Soy pobre. “Felicidades” me dice Ana. Cañas con los amigos. Vienen muchos. Ferdinando Tower. “¡¡Otro tinto, abuelo, que no se diga!!”. Les quiero un montón, aunque sean borrachos y del madrí. Cena padres, hermano e inés. Son güenos. Cena güena. Tarta estupenda. Tam antes de dormir.

“Vamos gatita, dame un besito de buenas noches.”

4 comentarios:

isabel dijo...

esto va a ser un diario de tus 29???es como lo del mail del día pero q lo lea muxa gente!!! jajajjajjaa!!!


eres lo más bonito
mua

MartaNoviembre dijo...

dos nueve. dos nueve. dos nueve. no habíamos quedado en dos dos? pero si eres un viejunisssssss!!!! jajajajaja! Mua y requetemua!

Mul dijo...

Pues a mi me da la sensación de que ha sido un día estupendo no???? ;-)

Víctor Sierra dijo...

¡Marcus! ¡Te echamos de menos!