miércoles, 15 de octubre de 2008

frío y alcohol

"los recuerdos nunca vienen en el mejor momento",
repite un niño sentado en la acera, frente la puerta de su casa,
"los recuerdos nunca vienen en el mejor momento",
repite un niño alumbrado por una luna llena apunto de caer desplomada,
"los recuerdos nunca vienen en el mejor momento",
repite un niño mientras su padre da una bofetada a su madre
durante la cena de nochebuena.

7 comentarios:

Gloria dijo...

yo creo que he vivido las tres situaciones, más o menos.

me ha encantado.

Anónimo dijo...

"Para recordar, antes hay que olvidar, y yo aún no lo he hecho."Esto lo escribió un amigo mio hace tiempo y esta en la pared de mi cuarto..A ti que te parece Marcus? jajaja..Habrá pasado suficiente tiempo en la vida de ese niño para que eso pueda suceder?
Un beso, me gusta.
Arthur

isabel dijo...

lo de la luna es justo lo que debe sentir un niño en esa situación. lo que más me gusta de como escribes muchas veces es que nos plantas el sentimiento en la cara, así, a saco, tal cual, y eso tiene mucho mucho mérito


mua

Marcus dijo...

los recuerdos nunca vienen en el mejor momento. y la lluvia bajo la luna, es soledad, es melancolía. y la tristeza de un niño no debería existir. y los golpes bajos duelen, pero también duele mirar a otro lado.
vesos

silvi orión dijo...

los recuerdos vienen cuando vienen con total independencia
y aveces nos hacen trizas y otras llorar
y cuando más mola es cuando ves que, en el caso de los malos, ya no te afecta
los malos de la película ya no matan tanto
eran balas de fogueo



lo sabía

Mul dijo...

"los recuerdos nunca vienen en el mejor momento"

Magnifico...

Ana dijo...

:( lo jodido es que muchas veces los recuerdos no son precisamente buenos...
besitos cuñaoooo